PAS – PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES

Las personas altamente sensibles –PAS-

Personas altamente sensibles

Test de PAS

Cuando hablamos de personas con alta sensibilidad, cabe destacar que más de un 20% de la población lo es actualmente.

Son personas creativas con los sentidos altamente desarrollados y con exceso de información que puede derivar en procesos depresivos si no canalizan bien sus emociones.

Tienen más actividad en el hemisferio derecho, relacionado directamente con las emociones, sentimientos y creatividad. Explica su alta manera de sentir las emociones, captar olores – Hay PAS que tienen los sentidos muy desarrollados.-, incluso sentir la energía y la vida. Son altamente empáticos, saben cómo se siente la persona o personas a su alrededor de manera intuitiva. Abren puertas que habitualmente tenemos cerradas, como son las percepciones por encima de lo que se considera “normal”.


Muchas PAS consideran que la mejor manera de lidiar con la vida es por medio de corazas, pues el mundo es muy duro para esta intensidad de sentimientos.

En la vida actual se nos educa para no ser sensibles, todo está enfocado a tapar la sensibilidad, lo cual dificulta la vida a personas sensitivas. No hay un gran conocimiento sobre esta sensibilidad, ni a nivel sanitario ni educativo, lo cual es un problema por motivos evidentes.

Destacan en el trabajo en equipo -llegan a transformar un grupo en un equipo- sacando la máxima rentabilidad de cada persona -al tener alta empatía-. Destacan también en el ámbito solidario –la empatía hace que te sientas en el lugar de la otra persona. Si cuenta un problema, un PAS lo siente como propio, incluso a nivel neuronal se activan las mismas áreas del cerebro de la persona afectada. Esto hace que sufran más, sienten lo propio y lo ajeno.- e incluso en su manera de lidiar en las discusiones. Son más reflexivos, prefieren lugares tranquilos, cuesta más decir que “no” ante ciertas situaciones. Muchos se sienten desplazados, con baja autoestima –soy un bicho raro, no encajo, el mundo me viene grande- y el sentimiento de sentirse útil.

A veces puede derivar en un trastorno -de personalidad, depresivo o de ansiedad- si los sucesos acontecidos o en su entorno no son favorables. En psiquiatría se contempla como algo negativo –enfermedad-.

Puede tener carga genética, manifestándose en este caso desde la cuna. Son niños inquietos, hipersensibles que reaccionan a todo –texturas en la ropa o temperatura, por ejemplo-. Son muy importantes los lazos vitales o de apego que un bebé desarrolla en los primeros días de vida, marcando a posteriori la estabilidad emocional del sujeto -siendo vital para evitar futuros desequilibrios o trastornos relacionados con la ausencia del amor recibido y el sentimiento de ser merecedores del mismo-. Son niños categorizados por los padres como molestos, notando muchas diferencias con otros niños, hermanos, etc. Su infancia es un factor de riesgo por factores o experiencias, puesto que se puede sentir desbordado por sentimientos que no logra entender y mucho menos comprender -¿qué es lo que me está pasando? ¿Por qué?-. La superación de estos episodios dependen directamente de un adulto que sepa identificar lo que está pasando. A menudo saben distinguir sus dos infancias –la que se ve desde fuera, la persona alegre, y la que se ve por dentro, la persona triste e incomprendida-. Otros en cambio desarrollan la hipersensibilidad más adelante, aunque lo anterior también es aplicable.

Actualmente no está reconocida como una categoría a la psicología, si existe una corriente profesional familiarizada con ella. Se puede confundir con el trastorno por déficit de atención –TDAH- o etiquetados como hiperactivos, con rasgos autistas, síndromes -como el de atención deficitaria- sin tener en consideración que actitudes armoniosas pueden equilibrar estas dificultades, incluso ayudarles a tener una buena organización de pensamiento, pues tienen pensamientos asociativos –van de una idea a otra haciendo que aunque sea una idea colosal, que puede no haber tenido nadie pero no encuentren orden en ella por el problema de organización de pensamiento-.

Los problemas que pueda presentar de niño, se agravan al llegar a la adolescencia, pues aparecen todos estos déficits sin desarrollar, apareciendo fracaso escolar, teniendo relaciones conflictivas o aislamiento. Dificulta conocerse en todas sus capacidades y el desarrollo de las cualidades para las que sirven y destacarían –por ejemplo los artistas-. Puede llevar al adolescente al consumo de sustancias –drogas- o delincuencia, perdiéndose su hipersensibilidad por no haberla detectado a tiempo, es un caldo de cultivo de muchas enfermedades. A menudo se encuentran cuando describen lo que notan o sienten con un “no compliques, no exageres, no dramatices”, se desarrolla una vergüenza a hablar o les cuesta manifestar sus sentimientos o emociones. Los que caen en otro entorno o conocen a personas que les apoyan tienen un desarrollo totalmente opuesto. Reclamando respeto y reconocimiento ante estas lagunas. Pueden vivir un cambio de profesión, teniendo en cuenta que en el ámbito laboral también sufren cualquier problema y se magnifica, llegando a enfermar –problemas físicos- como resultado de ejercer algo que no les llena, sobre todo afecta a la piel, las mucosas, contracturas musculares, el sistema nervioso, el sistema respiratorio y digestivo –contemplando también problemas crónicos-. Con largo recorrido de médicos, terapeutas, siendo inconscientes de que no están enfermas, sino que es un rasgo de su personalidad, lo cual alivia bastante cuando se es consciente. El primer paso una vez sabes que eres PAS es el autoconocimiento, siendo conscientes de las propias sensibilidades, sus ventajas y la autoafirmación de las mismas. El segundo paso, protegerse del exceso de información, que puede saturar. Ante estos casos es necesario un parón para meditar –siendo consciente de tu mundo interno y de tu mundo externo sincronizando cuerpo y mente en la realidad presente recuperando el equilibrio interior- o cualquier actividad de relajación mental.

Karina Zegers de Beijl, holandesa afincada en Mallorca preside la asociación de PAS, escritora de “la alta sensibilidad”, junto con Eleaine Aron en “el don de la alta sensibilidad”, han acreditado con investigaciones las características principales, introductora de la expresión PAS en España y bloggera, especializada en la atención de personas altamente sensibles. Reconoce que su vida ha sido bastante difícil hasta que supo qué es ser PAS y reflexionó sobre su vida, dando sentido y comprensión a aquello que anteriormente no podía explicar. Trabajar a partir de ahí en factores como el estrés, los enfados, la creatividad y la escasa barrera que los separa con el mundo es fundamental.

Marc Masmiquel habla de cómo la alta sensibilidad hace un puente con la creatividad, siendo muy fácil transmitir información y contenido por este medio. Escritor de “Diseño del siglo XXI” y “el rostro invisible” con el que financió –con el 40% de los beneficios- el proyecto de escuela ancestral que desarrollan los protagonistas de su libro en la actualidad.
Sensibilidad al trasluz

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s